lunes, 20 de febrero de 2012

Un momento mágico

Un momento mágico, por rafael ramones

No se como les habrá ido a todos los demás, pero me hago una idea. para mi, todo el tiempo que estuvimos en el hotel fue una preparación para algo que se acercaba cada vez con mas fuerza, como a pasos de gigante, como si fuese algo mas que solo "una canción", fue algo que sabíamos que pasaría, aun desde el momento de nuestro arribo.

Todo el tiempo que pudimos practicar, aun cuando nos dejo al filo de la navaja, no nos preparo para sentir la majestuosidad del "espíritu creador" al que tanto llamamos!! a mi me sacudió el primer segundo que comenzó todo: fue como de golpe, que yo dije "wow, estoy aquí", fue como si ni yo mismo lo creyera, como si necesitara alguna fotografía o en mi caso una grabación de que estuve ahí para demostrarme que de verdad fui parte de esto, que de verdad cada uno de nosotros estuvo allí en ese escenario, que estábamos en una tarima frente a todo el país, frente a nuestras familias y amigos y que todos estaban ansiosos por oír toda la canción, por plenamente ver el resultado de nuestro esfuerzo... y yo ahí, todavía marcado en ese segundo en que respirábamos para comenzar...

Fué como si en ese momento todo tuviera sentido, fue como si todas las practicas anteriores, cuando decían que otros amigos y amigas no podrían ir, cada una de las idas a practicar, uno que otro chiste malo, cobraran una esencia que entraba a mi; todo fue por un segundo... Fué como si todo mi pasado, de practicas y preparaciones, mi presente, en ese momento, y mi futuro, donde recordaria todo lo que hice ese dia, fuera lo mismo...

De repente, pensé en una cosa, había dejado de ser solo el núcleo de mi coro, ya no importaba si eramos "el coro de aquí, o de aya", ya no importaba si eramos "el estado este, o el otro", o si eramos tal cuerda... de repente todos eramos uno, fuimos el CORO DE VENEZUELA!! y toda Venezuela tenia sus ojos puestos en nosotros, todos nuestros conocidos estaban junto a nosotros, todos los venezolanos del mundo estaban pendientes y orgullosos de ver el tricolor en nuestros cuellos ondeando ante nuestra respiración, donde todos mirábamos con felicidad y temblorosos ante la expectativa de un Dudamel con sus brazos al aire, y frente a un publico que ahora incluía al maestro abreu...

...y sin mas, Dudamel termino el primer movimiento de sus brazos, y todos dimos un apasionado canto al unisono, nuestras voces aun separadas por distintas vibraciones, representando distintas tonalidades, emitieron las mismas palabras... las cuales, erizaron mi piel, y llenaron de lagrimas mis ojos, pero aun así, esbocé una sonrisa mientras todos decíamos "veni, veni creator spiritus";

1 comentario:

© Prince Wrikas Cantodea dijo...

YA VOLVERÁS... o seguiremos esperándote.