sábado, 4 de abril de 2009

viaje parte I

Hay lugares donde estamos porque es necesaria nuestra presencia alli, a veces puede que sepamos o no que somos requeridos alli, pero tenemos una mision que aun no heos encontrado, y mientras sigamos sin hallarla, no sabremos a donde pertenecemos...

a veces sucede que esa mision esta donde no estamos nosotros, a veces nuestro futuro es en un lugar lejano al que nos encontramos, a veces debemos "mirar mas alla de lo que vemos" como decia rafiki...

a veces pasa que sabemos que hay algo mas alla afuera, es por eso que miramos al cielo y suspiramos, es por eso que vemos a las estrellas, notamos lo amplio que es todo, y aun asi nos limitamos a vivir en el mismo sitio por años...

con millones de personas sobre el mismo planeta, compartiendo las mismas rutinas cada dia, compartiendo los mismos queahaceres siempre, salir, trabajar, y volver... la vida es muy aburrida con algo asi...

yo por suerte no he tenido rutina, (hable de ella en esta entrada, ahi digo que es, y como huirle) ni he tenido rutina jamas, pero acaban de surgir situaciones que me motivan a salir de aqui.. cosas que me hacen pensar "rafa, no te toca estar aqui" o "esto no es para mi" y no es por ser ingrato, ni por ser alguien que aspire tanto o mas de lo que puede tener, solo se que aqui no es donde debo estar, y que pronto buscare el sitio... buscare la zona donde mi voluntad me lleve, pues es necesario que este donde deba estar... pues donde nos guia nuestro destino, es donde se cumplira

7 comentarios:

Belén dijo...

Yo lo que hago es dejarme llevar... no pertenezco a ningún lado, así que no me molesta eso de tener que irme...

Besicos

Prince Okami D'aria {†Bloody Writer†} dijo...

exactamente...

aunque no creo en el destino. pero si se que cada quien tiene un lugar un sitio o alguna habilidad que necesita desarrollar adecuadamente y precisa... en fin...


coincido contigo... en la mayoría de las cosas que escribiste, aunque algunas personas se mantienen en la rutina, por temor o por obligación o que se yo, conozco muchas personas así... trato al menos de no hacer lo mismo... TRATO...

Srta. Maquiavélica dijo...

apoco vas a venir por mi a México df?? uhh lo sabia jeje , te espero
besos guapo

Nébula dijo...

Para mí la rutina es maravillosa. Adoro la tranquilidad y necesito crear rutinas para sentir que llevo el control de mi vida y para procurarme paz mental. Por supuesto que el caos siempre estará ahí y hay que aceptarlo, perderse un poquito en él y luego volver con los pies en la tierra con ideas renovadas. El caos justo para no aburrirse.

ÓNIX dijo...

Lo importante es mantenernos en el lugar que creamos sea el nuestro.. Y hacer lo posible por lograr cada uno de nuestros objetivos e ideales, independientemente de si tenemos o no una misión... Al fin y al cabo si estamos vivos, ya estamos cumpliendo con la misión encomendada...

Saludos...

vangelisa dijo...

Que gran verdad hay todo lo que dices...gracias por tu comentario en BOHEMIA dijeste "ESO ES AMAR" y si es verdad eso es amar...abrazos

vangelisa-almasperdidas dijo...

La horma de mi zapato.
Iba descalzo por la vida, y claro como todos opinamos, pues después de andar un rato se sintió incomodo y decidió entrar en una zapatería;
Eligio unas botas militares, pero cuando metió los pies dentro, sintió que lo aprisionaban, las guerras empezaban y el mundo se acababa…se quito las botas rápidamente y se decidió por unos zapatos rojos de tacón alto y espectaculares. Metió sus pies dentro de los zapatos y una multitud de tíos estaban allí ofreciéndole dinero por su cuerpo, prometiéndole cosas a cambio de sexo, asqueado se deshizo de los zapatos. Eligio unas zapatillas de deporte y se las probó, pero tuvo la sensación de que lo perseguían, el corría rápido pero los demás corrían mas y entonces salieron a su encuentro sustancias ilegales para tener mas Spring en la salida y tuvo miedo…se las quito. Se probó unos zapatos negros con cordones y de repente estaba allí, en un mundo lleno de codicia, todos gritaban, el también lo hacia, era el caos, la gente se hacia rica en un momento, y otros se arruinaban en un pispás… todo era finanzas y corrupción. Tampoco le gustaron. La dependienta estaba ya un poco harta, era un cliente muy delicado. El miraba las estanterías, buscando algo de su agrado, pero por más que miraba no veía nada para sus pies, así que salio a la calle y sonrío al sentir el tacto del suelo en sus pies desnudos….

UN ABRAZO, gracias por visitarme, me gusta como escribes.vangelisa.